Hatice, desencajada, Sirin no miente ni está loca: Sarp está vivo

Sirin y Hatice juntas para salvar sus vidas y ayudar a Bahar y Sarp.

Hatice, gracias a un pequeño detalle, cree a Sirin.

Hatice alucina con las historias que cuenta Sirin, que Sarp vive, que fue secuestrada, que sus vidas peligran. Sabedora de sus problemas mentales, cree que su hija ve y se inventa cosas.

Para demostrar a su madre que todo lo que cuenta es verdad, se dirigen a una tienda en la cual el dueño también vio a Sarp, pero extrañamente está cerrada, lo que pone en guardia a Sirin.

La impotencia de Sirin llega a su punto más alto, pero entonces revela a su madre un detalle con el cual Hatice se da cuenta de que todo lo que dice su hija es verdad.

A partir de ahora sus vidas están en juego.

Fuente: antena3.com