“Ella es Ceyda, la novia de mi hijo Raif”: Fazilet deja sin palabras a Ceyda

Yusuf va a pedirle a Enver que le pague la tarifa de mantenimiento del piso que le tiene alquilado Arif.

Este martes en Mujer, la serie… Yusuf va a pedirle a Enver que le pague la tarifa de mantenimiento del piso que le tiene alquilado Arif. Enver entra  a buscar dinero en la habitación de Sirin, rebuscando encuentra una nota que empieza así: “Querido papá…”, Enver no le da importancia y se la guarda en el bolsillo.

Arif llega a casa de Ceyda, está intranquilo: “Ceyda, voy a ensenarte algo muy grave. Pero no quiero que pierdas la calma”. Arif le pone la grabación donde Sirin confiesa su crimen. Ceyda se levanta: “Voy a cargármela, Bahar lo hará si no lo hago yo. Deja que lo haga yo para que Bahar pueda librarse de la cárcel”.

Arif entra con Bahar en su piso y le dice: “Kismet ya ha arreglado lo de Cem, no tienes que preocuparte. No debes tener miedo, todo está solucionado.” Bahar se pone muy contenta y toda la tensión acumulada le desaparece de momento: “Le estoy muy agradecida. Por fin, gracias”.

Arif le dice que por qué no le dijo nada, Bahar contesta: “No he parado de causarte problemas, Arif, no quería que te salpicara. Tenía miedo”.

Arif sonríe mirándola con cariño: “Tengo problemas desde que te conocí. Desde que te bajaste de la camioneta y me miraste, desde ese día. Y quiero tener esos problemas de por vida. No quiero que se vayan,  quiero que sean míos. Quiero que estén conmigo hasta el fin de mis días”.

Bahar sonríe y en un impulso besa a Arif. Bahar recuerda las palabras que le dijo a Fazilet: “He decidido vivir, necesito una persona que sienta, que tenga emociones, que tenga ganas de comerse la vida, una persona que no tema pasar por todo eso. Ahora seré feliz de verdad”.

Bahar y Arif se miran, sonríen y vuelven a besarse en un abrazo que no termina.

Raif invita a Ceyda a un restaurante a comer pescado, Ceyda le dice a Fazilet que vaya con ellos, Raif también insiste y la escritora accede a comer con ellos.

Mientras comen se acerca una amiga de Fazilet que hacía mucho tiempo que no la veía. Fazilet le presenta a su hijo Raif y a continuación le dice: “Ella es Ceyda, la novia de mi hijo Raif”. Ceyda se levanta y le da un abrazo a la mujer, Raif y Fazilet ríen y se lo pasan en grande con las ocurrencias de la chica.

Dursum va por la calle y es asaltado por dos hombres que lo meten en una furgoneta.  Cem está dentro con un documento: “Firma esto y te vas, le das la custodia de Arda a Ceyda”.

Dursum se niega, Cem saca un arma y le apunta a la cabeza: “No me gustan los tíos que separan a los hijos de sus madres. Les tengo manía”.

El padre biológico de Arda firma el papel y Cem le dice: “Como se te ocurra hacer algo raro iré de nuevo a por ti”. Cem ordena a sus matones que lo arrojen fuera de la furgoneta en marcha.

Emre llega al despacho de Kismet, no sabe nada de lo suyo con Cem. Kismet le dice que no quiere seguir con la relación, Emre se queda destrozado.

Doruk está mirando por la ventana un colchón que está tirado en la calle, Sirin llega a casa de Bahar y el niño le dice que su madre está durmiendo. Sirin empieza a maquinar una nueva venganza contra su hermana.

Doruk le pregunta a su tía: “¿Por qué han dejado un colchón en la calle? Sirin con los ojos desencajados le contesta: “Es para saltar. Es un colchón hinchable, si saltas sobre él, te lanza hacia arriba. He visto a Satilmis saltar sobre él desde la ventana. También puedes hacerlo tú, yo estaré al lado para cogerte. Primero cierra los ojos y déjate caer”.

De acuerdo, le contesta Doruk: “Saltaré”. Sirin le abre la ventana que está en un segundo piso y se va abajo, según ella, para cogerlo y que no le pase nada al niño. Su diabólica mente quiere atacar a Bahar donde más le duele.

Doruk está de pie en el marco de la ventana dispuesto a saltar, cierra los ojos y justo su madre lo engancha por detrás y le impide que se tire.

Doruk le dice: “Mi tía me ha dicho que ella me cogía, no iba a pasarme nada”. Bahar se asoma y ve a Sirin corriendo calle abajo.

Bahar la alcanza y la lanza al suelo: “Querías matar a mi hijo. Te odio, ya no te soporto más”. Bahar está descontrolada golpeando a Sirin, Enver y Ceyda tienen que separarla. “Dejadme que la mate, iba a matar a Doruk”

Bahar vuelve de nuevo a por Sirin, la patea y le da una paliza: “No voy a parar hasta que te mueras”.  Ceyda y Enver tienen que separarlas de nuevo.

Sirin corre y desaparece de la vista de todos.

Arif llega a casa de Bahar quiero hablar con ella y con Enver: “Sarp no murió de las heridas. Lo mató Sirin”.

Haz clic aquí para ver más fotos

No te pierdas ninguna novedad sobre Mujer, la serie y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.